Tarjeta roja


LA semana televisiva intenta tener un partido de fútbol que llevarle a la boca al espectador de la oferta televisiva. Salvo lunes y viernes, el resto de la semana uno puede acceder, de forma gratuita unos días, y tirando de tarjeta de crédito otros, y ver un partido. De este modo adelantan unos encuentros y retrasan otros haciendo que una jornada dure dos y tres días. El fútbol se ha convertido en ese espectáculo cuya emisión no queda claro si representa un bálsamo curativo o una droga adictiva. La afición que se ha ido inculcando a través de la televisión en los espectadores es, sin embargo, algo ficticio. Una pura exageración que tiene su correspondencia en los programas futbolísticos, con un formato tan alargado que pone en peligro cualquier criterio de igualdad que las cadenas quieran respetar. Afortunadamente se ha producido la primera baja. En Cuatro han decidido prescindir del programa Maracaná 06 . Le han sacado tarjeta roja a un programa caracterizado por llevar a la tele ciertos tópicos que poco tienen que ver con la realidad y con la manera de ser de la mayoría de los aficionados al fútbol. Ver esas minitribunas repletas de gente vestida con indumentarias de equipos de fútbol -en su mayoría del Madrid- armadas en muchos casos con cláxones y bocinas estridentes, de esas que se están poniendo de moda en los estadios, es trasladar la estupidez del fútbol al cuarto de estar. Hay cosas que jamás se deben consentir. Una cosa es entender que el público haga sus gárgaras y paripés en los estadios y otra muy distinta creer que esa gente actúa siempre de la misma manera. Salvo unos pocos descerebrados, los amantes del fútbol son gente normal, y lo que está ocurriendo es que, los que hacen los programas deportivos en televisión, están a la misma altura de quienes tiran las bengalas en los estadios.

2 comentarios sobre “Tarjeta roja”

  1. Futbol, football, futbol…..bag 😈 los presentadores se vuelven tan jocosos, se les ve tanto el plumero con sus preferencias que si encima no te gusta el futbol alicinas con sus gracias.

  2. Zuriñe. Es cierto que a los presentadores se les ve el plumero. En realidad todo está montado para que dos equipos Madrid y Barcelona se lleven todos los méritos. A los sumo se admite algún sevillano y al Valencia y al Bilbao. El resto son simples comparsas de un espectáculo que polariza casi toda la atención y las energias de buena parte de los espectadores. Bueno dulce Zuriñe. Urte Berri on y que los goles no te aflijan demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *