Los Cuatro Fantásticos

Retomo este blog después de casi tres años de inactividad con nuevos y joviales bríos. Tras este período de reflexión he decidido darle un nuevo enfoque, y hablar no sólo de juegos de rol, series de ciencia ficción o cine, sino también añadir temas de rabiosa actualidad que en muchas ocasiones coinciden o incluso superan a la fantasía.

Hoy voy a hablar de la última película que he visto, “Los cuatro fantásticos contra los Havehr´lha-c´hes”.

La verdad es que la trama engancha desde el principio ya que tiene de todo; amor platónico, amistad a prueba de bombas, efectos especiales, emoción hasta el último recuento, perdón momento, un villano que todo lo abarca, el altruismo inherente de todo héroe…

Todo comienza cuando un viejo mal resucita para amenazar a la humanidad de bien en la región periférica del País Baskoñol.  Dichos enemigos, erradicados en una legendaria batalla por el gran héroe del pasado, el Capitán España, resurgieron por la pérfida traición de un líder que, corrompido por el lado rojo, los liberó de sus cadenas.

Tras esto los Havehr´lha-c´hes campean a sus anchas por todo el País Baskoñol, teniendo además la audacia de invadir a su codiciado vecino, el Reyno de la Barra, hogar de las más puras tradiciones, y reserva espiritual de Occidente. La población, aterrada, llama entonces a los 4 Fantásticos para que los salve. Las siguientes escenas sólo pueden enmarcarse dentro del más épico de los estilos cinematográficos, como por ejemplo la elegía a la amistad entre la Antorcha Rubalcaniana, y la Cosa. Inseparables hasta el fin, y leales, sobre todo leales el uno al otro. Otro momento a destacar es la unión entre los superpoderes de la Cosa, y la Chica Invisible, esto es, el rostro de piedra, un escudo de demagogia, y volverse invisible cuando la cosa pinta fea, con el que consiguen mantener a raya a los pérfidos Havehr´lha-c´hes, e impedir sus innobles objetivos.

Y no podía faltar, como no, la historia de amor entre los protagonistas, el Doctor Rajoy Richards, líder del grupo y alias Mr Fantástico, y la Chica Invisible, Yola Storm. Su apasionado beso, tras mandar a paseo a su antiguo novio, el maligno doctor Sammz, me hizo llorar de emoción.

Al final, como siempre, ganan los buenos, pero como en todas las películas de este género, en la última escena uno de los protagonistas, no se ve cuál, es afectado nuevamente por el lado rojo, y se le ve liberando al Sumo Maligno Havehr´lha-c´he y llegando a acuerdos para conquistar El Mundo. Me quedé impactado y la verdad es que ardo en deseos de ver la segunda parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>