Stargate, la serie

10 temporadas en la elite, 3 películas, y un spin off (Stargate Atlantis) que va ya por la quinta temporada avalan a una de las series de ciencia ficción más longevas de la televisión. La serie, basada en la película homónima del director de la joya cinematográfica Independence Day, continua la línea argumental del film de Emmerich con alguna que otra variación de guión, pero manteniendo la esencia de la misma. La serie comienza cronológicamente al año de venir el grupo de expedición de la película, y tras una visita alienígena inesperada el ejército estadounidense crea unos grupos de exploración, llamados SG y numerados del 1 en adelante. La trama se centrará en las aventuras del SG-1 compuesto por dos personajes nuevos y dos de la película original.


El Stargate

Analizaré a continuación los miembros originales del SG-1.

Michael Shanks (Daniel Jackson): Interpretado originalmente por James Spader, el doctor Jackson es la biblioteca humana y la voz moral del SG-1. Durante la serie el personaje nos irá relacionando la mitología terrestre con las sucesivas aventuras y peligros a los que los terrícolas se iban a enfrentar, dando de esta manera una solidez argumentativa y un gran atractivo para los amantes de los mitos y de la ciencia ficción que vieron de esta manera que se puede conjuntar ambas cosas y conseguir un gran resultado. Shanks, además, consigue mantener el nivel de su predecesor, y el resultado del cambio resulta bastante aceptable y creíble.

Richard Dean Anderson (Jack O`Neill): Interpretado originalmente por Kurt Russell, y sustituido en la serie por Richard Dean Anderson, conocido mundialmente como McGiver. En mi opinión la interpretación del personaje queda mejor en manos de Russell que en las de Anderson. La expresión hierática de Russell encaja perfectamente en la de militar atormentado por la muerte de su hijo. La baza de Anderson es la ironía que le impregna al personaje, así como el liderazgo que emana, pero le resta credibilidad una faceta cómica que suele sacar y que no acaba de encajar. A pesar de no llegar al nivel de Russell, consigue que al final nos olvidemos de la interpretación del primero, y de su papel en McGiver para asociarlo al del Coronel O´Neill. Como os podéis imaginar es el líder del SG-1 y el que toma las decisiones, casi siempre acertadas, y en muchas ocasiones en contra de las opiniones del doctor Jackson, lo que suele producir el enfado de este último.

Amanda Tapping (Samantha Carter): Nuevo personaje de la franquicia. La capitán Carter (que llega al grado de Teniente Coronel) es la científica del SG-1. A lo largo de todas las temporadas nos regala con una cantidad de interesantes teorías físicas para resolver situaciones imposibles, y ahí radica gran parte del éxito de la serie. Aunque dichas teorías puedan resultar fantasiosas, y alguna sin duda lo son, no dejan de tener una base científica real, y resultan muy interesantes, siendo una ayuda para que la ciencia no sea vista como algo raro y sólo al alcance de gente extraña de bata blanca. Para mantener cierta tensión sexual en la serie está el amor oculto entre ella y el coronel O´Neill que consiguen mantener a lo largo de todas las temporadas con un final un tanto decepcionante.

Chistopher Judge (Teal´C): Nuevo personaje. El antiguo primado de Apophis, archienemigo del SG-1 en las primeras temporadas, es el músculo y el guerrero por antonomasia del grupo. Judge le imprime al personaje muchísimo carácter, y le da al grupo esa seriedad, y rigidez que tenía el O´Neill de Russell. En poco tiempo se convierte en imprescindible, y a pesar de su cara de pocos amigos se convierte en el miembro más querido del SG-1.

Don S. Davis (George Hammond): Nuevo personaje. Otro ex-McGiver interpretando, también, al jefe de Anderson. El general es el jefe de las instalaciones donde se halla el Stargate y es el que controla a todos los comandos. Tiene un carácter bonachón y siempre protege a sus chicos de los enemigos que el SG-1 tiene en la tierra. Davis encaja muy bien en lo que se espera de él, y le da mucha credibilidad al personaje.


Los miembros del SG-1 original

10 temporadas en la elite dan para muchos y variados cambios en el guión. Las primeras temporadas son las más sólidas argumentalmente hablando, ya que se presentan los siguientes ingredientes: Una galaxia por estudiar, uno grupo de exploradores muy variopinto e interesante, un enemigo muy poderoso y muchas intrigas palaciegas dentro del propio complejo del SG-1. Lógicamente todos esos ingredientes no se pueden sostener durante diez años y tienes que cambiar de estrategia. En este caso se pasa de la exploración a la épica, con el uso de naves espaciales, aliados muy poderosos y enemigos más poderosos aún. El punto común que une toda la serie es la búsqueda de los creadores del Stargate, mezclando para ello, mitología, ciencia, valor y exploraciones, y que al final dará vida al spin off de la serie Stargate Atlantis. Como nota curiosa decir que la población terrestre no se entera de nada, lo cual resulta bastante increíble con la cantidad de hechos que ocurren en la serie.
En definitiva, es una serie que resulta entretenida, de inestimable valor científico en cuanto a su divulgación y bases, con efectos especiales excelentes, una trama que engancha y un buen elenco que la hace imprescindible para cualquier amante de la ciencia ficción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*