1ª Proyección de cine Israelí en Pamplona (Crónica de una jornada histórica)

1ª Proyección de cine Israelí en Pamplona
(Crónica de una jornada histórica)

Gracias a la Asociación Tarbut Sefarad (Organización para la difusión de la cultura judía) ha sido posible realizar la Primera Proyección de cine Israelí en Pamplona, un hecho histórico sin precedentes que ha sido posible gracias a personas como Gabriel Davidov, Felipe Cambra (Presidente de Tarbut Pamplona) y Miguel Itoiz, que han impulsado esta proyección y su posterior charla-coloquio. He de decir que para mí ha sido un honor que contaran conmigo para este histórico encuentro cultural en la capital navarra, un encuentro que tenía lugar el pasado jueves 19 de Abril de 2012 a las 19.00 en Civican (Avenida Pio XII, 2B). Proyectamos la película “La banda nos visita” de 2007 dirigida por Erin Kolirin y ganadora de multitud de galardones en Israel, Cannes, Copenaghe y Valladolid entre otras ciudades.
La presentación y bienvenida del acto corrió por parte de Gabriel Davidov que me dio paso para presentar la ficha técnica de la película. A continuación proyectamos el film y tras su conclusión comenzó la charla coloquio, abrí la misma secundado por mis compañeros Davidov e Itoiz desgranando en orden cronológico la interesantísima obra, desde aquí aplaudir a un público atento y participativo que disfrutaron y nos hicieron disfrutar.

Destacamos la simbología del arranque señalando, al igual que lo hizo el director, que estábamos ante una aparente “historia secundaria” y cotidiana pero con una enorme carga simbólica con cantidad de alegorías (mensajes ocultos) y una lectura didáctica y emocional importantísima. Algo que Kolirin homenajea con una brillante sencillez, esas intrahistorias que nadie cuenta pero que tienen gran valor.

Aparecen elementos como el sol, el silencio, el vacío y la música como nexo de unión que ya nadie apenas presta atención. El director nos deja a solas frente a la banda en ese precioso inicio donde nadie más está ahí y donde nos muestra la preciosa metáfora de la pelota amarilla, alguien la mete en una furgoneta que arranca y se va, la pelota representa el sol, ese sol que se aleja… La luz es un elemento muy destacado en la película, el sol se ha ido y nos deja a solas en el desierto frente a un grupo de personas apáticas, con un alto grado de tensión entre ellas, precisamente el posterior encuentro de árabes e israelíes destensionará esta situación, las tensiones son intrínsecas no provocadas por el encuentro. Y este encuentro gracias a la comunicación ayudará al grupo.
Precisamente la situación de confusión se debe a un problema lingüístico, en la ponencia lo explicó muy bien tanto Gabriel Davidov como Miguel Itoiz, donde éste último también nos ilustró sobre la localización de la película (En el desierto del Nagev) así como igualmente nos narró los últimos acontecimientos históricos de la zona, Davidov aclaró los matices lingüísticos de la fonética árabe y hebrea, algo vital para comprender mejor en transcurso de la película.
Proseguimos la tertulia sobre los personajes, sus características y diferencias, el trasfondo socio-cultural de la cinta o la estructura del film: el viaje, el pueblo, la relación y el destino, con la música como cierre de este periplo que no requiere retorno.
“La banda nos visita” habla de relaciones humanas, de comunicación, de respeto y de una total ausencia de malicia (tal vez el único “pero “ del filme) Pero compensa con mucho otros matices como la hospitalidad, la necesidad de ayuda, la reconciliación, la concepción de la importancia del grupo y la evolución de los personajes que están magníficos.

En definitiva, “La banda nos visita” es un pequeño sueño cumplido que transcurre con naturalidad… a la pregunta de ¿por qué te gusta la película? Yo respondería: “Es como preguntar porque el hombre necesita alma”.
El 19 de Abril fue una jornada histórica, en Pamplona se proyectó en público por primera vez una película israelí precisamente el día de la Shoá, esa misma mañana había sonado una sirena en todo el territorio del Estado de Israel para realizar un minuto de silencio por las víctimas del Holocausto.

Ha sido un honor haber formado parte de este día histórico en Pamplona.
Gracias Tarbut Sefarad.

Mikel Navarro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *