El asfaltado de la vida.


El embreado de aquella carretera secundaria en el calor de un atardecer sediento, sediento de vida, de fuerza, de optimismo, siempre adelante Luke, siempre adelante y sonriendo, alentando a los demás con el carisma que solo la leyenda puede soportar, la leyenda del indomable, “casualmente” mi película preferida. Un beso al cielo querido amigo, allí sigue tu camino, te lo aseguro quedan muchas carreteras más por asfaltar y seguir hasta el final, siempre hasta el final. Y cuando terminemos ¿qué hacemos Luke? Nada, descansar; descansar y sonreir.

-“Y ahora que hacemos Luke”?
-“Nada”
-“Luke eres sensacional y como siempre sin triunfos en la mano” . 😀

Un poco de técnica: el Steady-Cam


El Steady-Cam es una cámara especial que sirve para conseguir imágenes en movimiento con la máxima estabilidad posible, precisamente “estable” viene del inglés “steady”, (cámara de estabilidad), este instrumento técnico sirve al operador de cámara para trabajar en un terreno inestable, sin este método implicaría complicadas y costosas instalaciones y montajes de alto presupuesto y estructuras aparatosas. El Steady-cam es ideal para rodar en escaleras, subir, bajar, planos largos… o una persecución a la carrera en plena selva, la estabilidad esta garantizada. Por mucho que intentemos mantener un buen pulso la cámara siempre tiembla o por mucho que nos vendan la mejor cámara del mundo de imágen imperturbable. La estabilidad de este aparato es debido a un complicado sistema electrónico que mantiene siempre la cámara a la misma altura del suelo por mucho que ésta se mueva. Este equipo puede pesar entre 10 y 30 kilos, para soportar durante un buen rato este peso el operador de cámara suele llevar una especie de arnés sujetado al pecho al que va enganchado la steady-cam. Hoy en día los nuevos sistemas son mucho más modernos y por lo tanto más ligeros.

La primera película en la que se utilizó esta técnica fue en 1976 en “Esta tierra es mi tierra” del director Hal Ashby y protagonizada por David Carradine, en esta secuencia podemos ver la steady-cam sorteando a decenas de personas en una multitudinaria campa hasta dar con el protagonista, durante este trayecto apreciamos una original toma estable y limpia. En 1980 la steady-cam evolucionó al introducirse algunas mejoras precisamente en el rodaje de “El resplandor” todos recordarán al famoso triciclo del niño recorriendo los pasillos del fantasmagórico hotel, parte ya de la historia del cine.

Hoy en día la Steady-Cam es un elemento más dentro del rodaje, un buen elemento sin duda para aportar mayor calidad al espectador que sin duda sabe apreciarlo.

Aquí un amigo


Billy Wilder alias “Dios” nos brinda esta sublime comedia de una de las grandes parejas de la historia del cine Jack Lemmon y Walter Matthau. Hablar de ambos es hablar de mucha calidad, el primero 8 nominaciones y 2 Oscar, el segundo 1 Oscar y tres nominaciones. Fueron dos grandes. En esta comedia (que hacía mucho que tenía ganas de saborear) tiene esa apariecia de humor ligero sin pretensiones pero muy entretenido, con buen ritmo y muy ameno. La verdad que sin ser una de las grandes de Wilder es ese film sencillo y a la vez brillante, una película relajada para deleite del público y del propio Billy (por entonces casi jubilado).

Nos encontramos con Joe Trabucco (Walter Matthau) un asesino a sueldo, un profesional del crimen que se topa por casualidad con un depresivo Victor Cloney (Jack Lemmon) al que acaba de abandonar su mujer. El destino hace que sus vidas se crucen para lograr una serie de hechos divertidísimos de sujerente diálogo. “Aquí un amigo” es una película en la que la crueldad resulta cómica. Tiene un leve tinte social de crítica traslúcida que nos anticipa la realidad inminente de las relaciones de pareja de hoy en día. Dos solitarios condenados a una amistad muy triste.

Con esta accidentada y forzada amistad se resuelven los problemas para ambos, haciendo de su encuentro un destino común para bien mutuo. Sublime Billy Wilder rey de la comedia.

-Joe Trabucco: “De padre turco y madre brasileña, yo nací en Detroit” 😆

-“Adeste fidelis hasta la vista amén”

-“En este trabajo no hay seguridad social”

-“Tres puros por el precio de uno”
-“De uno en uno…”

Son algunas de las frases que cuando aparezcan a lo largo del film esbozarán una sonrisa 😆
Para terminar quería decir que muy acertada la B.S.O. de Lalo Schiffrin, uno de mis músicos preferidos, de los mejores a mi parecer.

ÁNIMO GARAY ESTAMOS CONTIGO

Garay es una persona que lo esta pasando mal últimamente por problemas de salud. Desde este espacio de sueños que pertenece a tod@s: ¡¡ÁNIMO GARAY!!, lucha y adelante, siempre adelante… como en las mejores películas los buenos siempre ganan y tu eres de los buenos, lo sé. Lucha por los tuyos y por ti mismo porque eres MUY GRANDE. Los golpes de la vida, algo que no logro del todo comprender pero tampoco me van a tumbar, HOY TODOS SOMOS GARAY, el foro esta contigo, y Luke Jackson hoy es Garay… os acordais de la sonrisa de Luke? Es la sonrisa del que nunca se rinde del que ironiza ante la adversidad, LA SONRISA DE LOS GRANDES, DE LOS MEJORES. Adelante Garay levántate y a por todas. TE QUEREMOS

Mi peli preferida va por ti Garay ADELANTE AMIGO
http://es.youtube.com/watch?v=G4lp6UL8rBQ&feature=related

El tunel


La foto que adjunto es de la edición japonesa que se editó en Dvd. La película “El tunel” es una fiel adaptación de la novela del argentino Ernesto Sábato rodada entre Madrid, Santillana del mar y Buenos Aires, hace ya unos añitos concretamente en 1987. Podemos apreciar la buena interpretación de Peter Weller y la enigmática (y algo estática) Jane Seymour, así como la aparición casi testimonial del gran Fernando Rey. Para algunos la novela es indigesta, para otros sublime… el caso es que la película es en algunos tramos “mas de lo mismo” y se traba con algún traspiés, alargando el ritmo de forma innecesaria.

Vértigo, locura de amor en el arte pictórico de una ventana de cordura y demencia cotidiana de un espacio que invita a traspasar la puerta del miedo. “La escena de la ventana me da miedo, pero me representa a mi”, es una de las frases del filme. Cada fotograma es como alimento a cuenta gotas de mensajes telegráficos. La locura en Juan Pablo Castell (Peter Weller) surge un tanto precipitada y casi absurda en un primer momento, casi comprensible un poco más tarde. A pesar de ello, mantiene ese toque de fino hilo que intenta sustentar al espectador. Por momentos parece que Castell proyecte algo irreal que solo habita en su mente. Algo que desea pero que sabe que no puede tener, por eso la crea y la destruye a María Iribarne. Tal vez su falta de creatividad haga que sus limitaciones se salgan de la tangente para desbordarse en suposiciones atormentadas de celos mortales.

María Iribarne, encarna un tipo de mujer fatal atrayente y misteriosa de fríos modos caprichosos métodos, semilla de obsesíón que no parará de crecer en J.Pablo. Hay una frase muy buena de Allende (Fernando Rey) sobre ella: “Muchos confunden sus impulsos con urgencias”.

A Peter Weller lo vemos con una elegancia innata que porta cómodamente y eso el espectador lo agradece. Hay gran dosis de refinamiento y clase social elevada de ascendente psicosis, una cojugación acertada en muchas novelas de rancio abolengo.
Es curioso como Juan Pablo busca la pureza, la verdad, en un mundo que siente frívolo y falso. La música por momentos recuerda a la más reciente American Psycho que bebió de sus fuentes incluso con el pensamiento acertado de voz en off.

El tunel es una película interesante aunque previsible, para diseccionar armado de paciencia.

Saludos cinéfilos.

Scream (podcast)


“Scream es una película llena de paralelismos y de guiños a grandes clásicos. Es la revitalización del cine de terror para adolescentes, un género que despierta precisamente con su propio título Scream GRITA”.

Todo esto y mucho más puedes escucharlo en la tertulia de la web “Terror y nada más” podcast en el que participo junto a Don Antono Reverte director de la página y a quien debo el honor de tal invitación. En la tertulia de ” sala del terror” me acompañan también Don Sergio Morcillo, director de cine con un futuro más que prometedor y Don Antonio Marchena gran cinéfilo y profesor residente en Houston que directamente desde EEUU compartimos conexión. Espero que disfruteis, os adelanto que tengo en mente un proyecto dedicado a todos vosotros,(Siempre habeis estado ahí) algo que llegará con mucha ilusión 😉

Pincha aquí
http://www.terrorynadamas.com/2008/12/02/terror-y-nada-mas-presenta-sala-de-terror/