Infierno de cobardes.

Sin sol

Caballo herrante, sombra su color
Fuego su aliento a su espalda el sol
Jinete herrante, pálido su color
Frío su aliento, a su espalda el sol.

Desierto su camino, detrás su temor.
Pisadas en la arena, a su espalda el sol
Silueta su perfil, sed su amor
Bebiendo su pasado, a su espalda el sol

Frío atardecer, invierno su color
Blanco caballo, la sombra escapó
Detrás el infierno, a su espalda el sol.

Envidia, tetas y ambición. Una mirada y dos realidades.


Una imagen vale más que mil palabras, aquella famosa foto de una iniciática y todavía “inocente” Sofía Scicolone que ajustaba su casi detestable mirada al majestuoso busto de la desdichada Jayne Mansfield, anunciaba el inicio de una carrera ascendente en el camino de lograr su Loren más artístico, la balanza desequilibraría a la conformista rubia de esencia perdida en la carretera del olvido de la tragedia.
Nuestra RUBIA con mayúsculas tuvo el fallo o la virtud de adoptar el mejor de sus papeles, el de una Monroe de segunda división radicalmente conformista a pesar de su inteligencia, pero cómoda en su rol, su carente ambición ponía en pie a una luchadora de origen pobre como era la italiana.

Cuando pensamos que la memoria sexual del celuloide adopta el mito eterno de Marilyn, de pronto nos encontramos con una apasionante y demoledora Jayne, que sin hacer ruido nos atrapa para siempre haciendo que recuperemos sus ansiadas curvas que ella quiso inteligentemente que fueran tontas. Y hasta es posible que Jayne Mansfield al lado de Marilyn Monroe o de la futurible Loren, fuera una licenciada, sin duda con más categoría y más posibles, pero se quedó en un par de tetas. ¿Por qué?

¿Qué hace que una persona bella, con un cuerpo escultural y con talento llegue a ser una ‘sex simbol’ mundial o se quede en los estratos más modestos del cine de serie B o de las revistas para hombres de impulsos primitivos? La diferencia esta en las personas, en hasta dónde uno quiera llegar, o tal vez sea algo tan misterioso como el destino o la suerte… ¿Que es el triunfo? ¿Dónde reside? Creo que es algo muy personal, el triunfo esta en cada uno, es la subjetividad de ser feliz con lo que tiene o con lo que ha conseguido, poco importa la luz de los focos o el flash de las cámaras si realmente te da igual, y Jayne Mansfield que parece tan simpática… tan en paz con el mundo y consigo misma… mi querida y posterior Sofía Loren en aquel preciso momento de la instantánea parece una joven envidiosa y poco disimulada que acaba de salir de su pueblo para triunfar ¿Cuál es la diferencia entre ambas? La imagen nos dice que Jayne tiene la mirada limpia, casi un ángel, con la sombra de una Sofía que todavía no era Loren medio demonio con la envidia como acompañante camino de la ambición, y puede que esa también sea la diferencia entre alguien que desea llegar a algún otro sitio y la que se queda contenta con lo que tiene y dónde está. Sea lo que sea, en la dichosa foto donde aparecen juntas, nadie desearía el lugar de la Sofía de mirada rencorosa y acomplejada, que observa de reojo, todo lo que ella desea tener para ser el centro de una atención que para nada disimula con su gesto. En ese momento todos desearíamos ser la otra, la tonta, la limpia… la olvidada.

Mi recuerdo eterno para Jayne Mansfield.

La tragedia de Jayne Mansfield, el mito sexual.


El Boom de la Monroemanía hizo que afloraran cantidad de rubias neumáticas de exuberante presencia que adornaban calendarios de camiones sureños en carreteras secundarias y desiertas. Musas de gasolinera y alquitrán que hacían soñar los trasnochados ojos de orondos conductores. Era el reflejo soleado que habitaba en las gafas Ray-ban de espejo en donde, sólo de vez en cuando, se miraba la bendita América de los 50.

De entre todas destacó una, Jayne Mansfield. El público la deseaba, pero nadie la tomaba en serio, fue el culto a “la rubia tonta” que ella se encargó de explotar argumentando dos buenas razones para ello. Su intelecto (Sabía hablar cinco idiomas) no interesaba demasiado, y la proliferación de papeles florero para sus filmes hizo que su repaso por la filmografía no fuera demasiado interesante (Hay alguna cinta salvable).

Así que su mediática figura hizo que se moviera en círculos muy diversos y “selectos”. Conoció al Hércules de la época y símbolo de perfección física Mickey Hargitay, que había sido Mister Universo y se casó con él. Juntos formaron la pareja más empalagosa de la época con su mansión rosa plagada de perritos patada y cojines con forma de corazón, todo ello adornado con miles de peluches y estatuas de Cupido.

Sus continuos “saraos” y fiestas privadas hizo su presencia habitual en la noche americana de la época, (Esa vida agitada pasó factura a partir de los treinta, cuando engordó y perdió pelo debido al abrasivo de sus productos capilares de tinte rubio).
En una de esas fiestas conoció a Anton LaVey, líder de la iglesia de Satán. Quedó fascinada por su magnetismo y comenzó a frecuentar ese ambiente que tan de moda estaba comenzando a ser entre las estrellas de cine. Cierta noche acudió a casa de LaVey acompañada de su nuevo ligue su abogado y representante Sam Brody. Había estado casada ya en tres ocasiones con Paul Mansfield (1950-1958), el citado Mickey Hargitay (1958-1964) y Matt Cimer(1964-1966). Este Brody no soportaba a LaVey y continuamente estuvo riéndose de él y molestando con sus impertinencias y despropósitos, llegó incluso a encender varias velas que sólo, según LaVey podía tocar él, el cúmulo de circunstancias hizo encolerizar al sectario que lanzó contra Sam Brody una maldición. “Has firmado tu sentencia de muerte. Desde este momento estás maldito, y yo te anuncio que morirás este mismo año”. A Jayne Mansfield le dijo a solas: “ Apártate de él, o la maldición te afectará a ti también. Es más te predigo que morirá en un accidente de coche y quien quiera que viaje con él, perecerá también”.

Sam Brody no tomó en serio estos comentarios aconsejando a Jayne que se olvidara de aquel loco, y tras una discusión acalorada acabaron por salir de la casa. El caso es que a partir de entonces no cesaron las desgracias:

A la actriz le robaron las joyas en una visita a Japón. Fue acusada en Venezuela por evasión de impuestos. Su hijo de 5 años fue atacado por un león en el zoo. Y ella junto a Brody tu vieron un accidente de coche del que salieron ilesos, fue el preludio de su desgracia final.

29 de Junio de 1967, Jayne tiene 34 años, después de un espectáculo en un club de Mississippi, viajan en coche camino de Nueva Orleans, el chófer conduce mientras todos los demás duermen, Jayne, Sam Brody, los tres hijos de la actriz y un perrito chihuahua. Un líuido fumigador vertido en la carretera por un camión hace que se cree una densa niebla fatal para el conductor que choca violentmente contra el gran remolque que circulaba muy lentamente por delante de ellos. Las consecuencias son trágicas. Jayne Mansfield viajaba en el asiento delantero y el impacto seccionó el techo del vehículo y la cabeza de la actriz. Murieron también el conductor, Brody y el perrito chihuahua. Afortunadamente los niños, que estaban situados en la parte trasera, no sufrieron daños importantes.

Un policía encontró una cabeza ensangrentada, nadie podía pensar que pertenecía a uno de los mitos sexuales de los 50 y 60, la trágica y bella Jayne Mansfield.
http://es.youtube.com/watch?v=fLArZp5b4sM&feature=related

Filmografía:

1968
Single Room Furnished
VHS | DVD

1968
The Wild, Wild World of Jayne Mansfield

1967
Mondo Hollywood

1967
Spree (Las Vegas by Night)

1967
A Guide for the Married Man

1966
The Las Vegas Hillbillies (Country Music, USA)
VHS | DVD

1965
The Fat Spy
VHS | DVD

1964
L’ Amore Primitivo (Primitive Love)

1964
Panic Button
VHS

1964
Dog Eat Dog

1963
Homesick for St. Pauli

1963
Promises! Promises!
VHS

1962
It Happened in Athens

1961
The George Raft Story

1960
The Love of Hercules
VHS

1960
The Challenge (It Takes a Thief)
VHS

1959
Too Hot to Handle (Playgirl After Dark)
VHS

1958
The Sheriff of Fractured Jaw

1957
The Burglar

1957
Kiss Them for Me

1957
Will Success Spoil Rock Hunter?
VHS

1957
The Wayward Bus

1956
Female Jungle
VHS

1956
The Girl Can’t Help It
VHS

1955
Hell on Frisco Bay

1955
Illegal

1955
Pete Kelly’s Blues

Misterios del cine: La maldición de Poltergeist


Definición de Poltergeist:

“Término exclusivamente parapsicológico que corresponde a la voz alemana que significa “duende ruidoso”. Se denomina así a una extensa gama de fenómenos Parafísicos (raramente Parabiológicos) que se manifiestan siempre vinculados a un lugar (viviendas, cementerios, templos, etc.). Algunos de los hechos registrados en este tipo de manifestación han sido: Litotelergia, Raps, Teleplastias, Telecinesia de muebles u objetos pesados, Fantasmogénesis, voces y ruidos paranormales. Parecen asociarse a la presencia se un sensitivo, con frecuencia en edad adolescente. Han recibido también el nombre de casas encantadas o infestación. (Léase también Psicorragia)”.

Con la definición de este término podemos entrar en materia para comprender un poco más el polémico y trágico film que vamos a tratar. (Que me corrija el gran Santiago Vázquez si la definición no es del todo correcta, puesto que seguro puede mejorarla).

Esta película fue un auténtico hechizo taquillero en 1982, además de ser una apuesta personal del propio Spielberg, escrita y producida por él aunque dirigida por Tobe Hopper. Al parecer el propio Steven tuvo una experiencia paranormal a los 19 años, hecho que le marcó profundamente. A los tres días de fallecer su padre comenzaron los fenómenos, de pronto se rompieron los cristales de una de las ventanas, comenzaron a escuchar extraños sonidos sin localización concreta en varias habitaciones y la mecedora favorita del difunto se movía sola de vez en cuando.
Este hecho hizo que Steven Spielberg se inmiscuyera tanto en la película que comenzaron los primeros problemas con el director Hopper, fueron tantas las disputas, que finalmente la presencia de Tobe Hopper en el filme se ciñe simplemente a que figure su nombre en los títulos de crédito. Su éxito comercial posterior y sus tres nominaciones al Oscar hizo que en apenas 6 años se rodaran 2 secuelas… y no dió tiempo a más porque la mitad del reparto ¡¡había muerto!!

Heather O’Rourke. La preciosa niña rubia de inquietante presencia murió de una infección intestinal a los 12 años de edad, participó en las 3 cintas.

Dominique Dunne. Hermana de la niña en la ficción, murió estrangulada por su novio al poco tiempo de estrenarse el primer film.

Julian Beck. El anciano “malo” en Poltergeist II falleció a mitad de rodaje víctima de un cáncer de estómago, tenía 60 años.

Will Sampson. Actor de origen indio aparecía en Poltergeist II murió a los diez días del estreno, no superó una operación de corazón, tenía 53 años.

El rumor sobre una posible maldición no tardó en extenderse, mil hipótesis (muchas de ellas disparatadas) corrían como la pólvora. Se llego a decir incluso que la productora Amblin se ubicaba sobre un antiguo cementerio indio (Totalmente falso).

Tengo que aclarar que, por sorprendente que parezca , todo tiene a priori su explicación médica y “lógica”. Cierto es que Julian Beck era consciente de su enfermedad e incluso trabajó por iniciativa propia ya que los médicos le habían dado la fatal noticia sobre su terminal estado, sin embargo Beck, no sin antes hablar con cada uno de los miembros del rodaje, decidió seguir adelante a pesar de su inminente final que no tardó en llegar.

El novio de la malograda Dominique ya había maltratado a la jóven en múltiples ocasiones, y el trágico desenlace fue una desgracia que muchos veían venir.

El corazón de Sampson estaba dañado y tratado desde hacía unos cuantos años y la operación ya estaba concertada, lamentablemente no lo superó.

Por último el fallecimiento de la niña Heather fue un desgraciado error médico. Al concluir Poltergeist III en 1988, la jóven actriz comenzó a dar sus priméros síntomas de dolencia abdominal. Los médicos no vieron nada y cuando ingresó en urgencias con fuertes dolores la infección intestinal ya era irreversible.

En definitiva, 4 muertes alrededor de una saga de tres películas sobre fenómenos paranormales 😕 . ¿Casualidad?…

http://es.youtube.com/watch?v=9AlDiwvv1QY&feature=related

Se fue Mel Ferrer


Nos dejó Mel Ferrer, dijo adiós un centenario de obra y vida. Unos dicen que de origen puertorriqueño, otros cubano, otros que su padre nació en España. Lo que parece seguro es que su origen era catalán. Melchor Gastón Ferrer era su verdadero nombre y al parecer gracias al rey mago de la barba blanca procede su bautismo nominal. Su padre fue un reputado cirujano y su madre una dama de la alta sociedad neoyorquina.

Ferrer comenzó su carrera como bailarín en producciones tatrales ya desde sus inicios en la universidad de Princeton. Dirigía sus propias producciones destacando muy notablemente en la puesta en escena siendo escrupuloso en cada uno de los detalles. Esta profesionalidad hizo que en los años 30 diera el salto a Broadway. Fueron años muy prósperos en la antesala del cine que le esperaba ansionso. Su debut llegó con el final de la II Guerra Mundial, y en 1945 se estrenó como director con un título menor The girl of the Limberlost. Dos años después tuvo el honor de ser el asistente de dirección del mismísimo John Ford en el film El fugitivo.

Es en 1949 cuando debuta como actor con la película Lost Boundaries. Durante los años 50 su espigada y atlética figura la podemos apreciar en títulos como The brave bulls, Encubridora, Scaramouche, Los caballeros del rey Arturo, el musical Lili, o Guerra y paz. Fueron años muy activos y fructíferos para este polifacético artista.

En esta década dorada conoce al icono Audrey Hepburn, se casa con la belleza de diamante en 1954, matrimonio que duraría hasta 1968 cuando lo abandona por un médico italiano 13 años mayor que ella del que, años después se cansaría igualmente acabando en un nuevo fracaso sentimental.
Mel no pierde el tiempo y tiene multitud de romances, se casó hasta 4 veces, (Previo a su enlace con Hepburn, Ferrer había contraído nupcias con Barbara Tripp y con Frances Pilchard, dos veces). Su última mujer desde 1971 fue Elizabeth Soukhotine. Tuvo un hijo nacido de su relación con la Hepburn llamado Sean.
Mel dirigió a Audrey en el filme Green Mansions siendo ya marido y mujer.

La década de los 50 fue su época de gloria a todos los niveles, es a partir de los años 60 cuando decrece la calidad de sus trabajos aunque algún título podemos destacar, su traslado a Europa parece definivo. La co-producción franco-británica Las manos de Orlac junto a Christopher Lee, aparece en la superproducción bélica El día más largo y el peplum La caída del Imperio Romano, o El Greco, todas ellas rodadas en la década de los 60. A partir de 1970 vuelve a EEUU para trabajar en series de televisión, podemos verle en Falcon Crest o Se ha escrito un crimen.

Falleció en su casa de Santa Bárbara a los 90 años el 2 de junio de 2008.

Mel Ferrer fue bailarín, actor, director, coreógrafo, asistente, productor, amante, marido, padre y autor. Fue el “artista espigado”.

Descanse en paz.–

http://youtube.com/watch?v=xbE1FUkXiOE

Misterios del cine: La maldición de Poltergeist


Definición de Poltergeist:

“Término exclusivamente parapsicológico que corresponde a la voz alemana que significa “duende ruidoso”. Se denomina así a una extensa gama de fenómenos Parafísicos (raramente Parabiológicos) que se manifiestan siempre vinculados a un lugar (viviendas, cementerios, templos, etc.). Algunos de los hechos registrados en este tipo de manifestación han sido: Litotelergia, Raps, Teleplastias, Telecinesia de muebles u objetos pesados, Fantasmogénesis, voces y ruidos paranormales. Parecen asociarse a la presencia se un sensitivo, con frecuencia en edad adolescente. Han recibido también el nombre de casas encantadas o infestación. (Léase también Psicorragia)”.

Con la definición de este término podemos entrar en materia para comprender un poco más el polémico y trágico film que vamos a tratar. (Que me corrija el gran Santiago Vázquez si la definición no es del todo correcta, puesto que seguro puede mejorarla).

Esta película fue un auténtico hechizo taquillero en 1982, además de ser una apuesta personal del propio Spielberg, escrita y producida por él aunque dirigida por Tobe Hopper. Al parecer el propio Steven tuvo una experiencia paranormal a los 19 años, hecho que le marcó profundamente. A los tres días de fallecer su padre comenzaron los fenómenos, de pronto se rompieron los cristales de una de las ventanas, comenzaron a escuchar extraños sonidos sin localización concreta en varias habitaciones y la mecedora favorita del difunto se movía sola de vez en cuando.
Este hecho hizo que Steven Spielberg se inmiscuyera tanto en la película que comenzaron los primeros problemas con el director Hopper, fueron tantas las disputas, que finalmente la presencia de Tobe Hopper en el filme se ciñe simplemente a que figure su nombre en los títulos de crédito. Su éxito comercial posterior y sus tres nominaciones al Oscar hizo que en apenas 6 años se rodaran 2 secuelas… y no dió tiempo a más porque la mitad del reparto ¡¡había muerto!!

Heather O’Rourke. La preciosa niña rubia de inquietante presencia murió de una infección intestinal a los 12 años de edad, participó en las 3 cintas.

Dominique Dunne. Hermana de la niña en la ficción, murió estrangulada por su novio al poco tiempo de estrenarse el primer film.

Julian Beck. El anciano “malo” en Poltergeist II falleció a mitad de rodaje víctima de un cáncer de estómago, tenía 60 años.

Will Sampson. Actor de origen indio aparecía en Poltergeist II murió a los diez días del estreno, no superó una operación de corazón, tenía 53 años.

El rumor sobre una posible maldición no tardó en extenderse, mil hipótesis (muchas de ellas disparatadas) corrían como la pólvora. Se llego a decir incluso que la productora Amblin se ubicaba sobre un antiguo cementerio indio (Totalmente falso).

Tengo que aclarar que, por sorprendente que parezca , todo tiene a priori su explicación médica y “lógica”. Cierto es que Julian Beck era consciente de su enfermedad e incluso trabajó por iniciativa propia ya que los médicos le habían dado la fatal noticia sobre su terminal estado, sin embargo Beck, no sin antes hablar con cada uno de los miembros del rodaje, decidió seguir adelante a pesar de su inminente final que no tardó en llegar.

El novio de la malograda Dominique ya había maltratado a la jóven en múltiples ocasiones, y el trágico desenlace fue una desgracia que muchos veían venir.

El corazón de Sampson estaba dañado y tratado desde hacía unos cuantos años y la operación ya estaba concertada, lamentablemente no lo superó.

Por último el fallecimiento de la niña Heather fue un desgraciado error médico. Al concluir Poltergeist III en 1988, la jóven actriz comenzó a dar sus priméros síntomas de dolencia abdominal. Los médicos no vieron nada y cuando ingresó en urgencias con fuertes dolores la infección intestinal ya era irreversible.

En definitiva, 4 muertes alrededor de una saga de tres películas sobre fenómenos paranormales 😕 . ¿Casualidad?…
http://es.youtube.com/watch?v=9AlDiwvv1QY

El “MacGuffin” algo tan necesario que no tiene importancia.


La palabra “MacGuffin” fue inventada por el maestro del suspense Alfred Hitchcock. El director inglés llamaba así al elemento en el que se apoya la acción para que se desencadene una historia. Es simplemente una excusa que sirve como soporte para el desarrollo del film, da lo mismo de qué se trate, tan solo es algo que ayuda a que el protagonista tenga múltiples peripecias. Ejemplo de ello tenemos la fórmula matemática y secreta de “Cortina rasgada”, mi admirado y querido Paul Newman debe sacar esta fórmula a “los malos”, da igual qué contenga esta fórmula, ni siquiera se explica técnicamente, pero sin duda servirá para meter en líos a los personajes. Así, Alfred evita aburrir al espectador con explicaciones matemáticas o reflexiones eruditas y a cambio proporciona una trama en base a la dichosa formulita 😀 . En Con la muerte en los talones el “MacGuffin” es ese “algo” que el espía y sus secuaces tienen entre manos… pero ¿Qué es? no lo sabemos. Casi el propio George Kaplan es un MacGuffin que sin duda da mucho juego. Botellas de uranio en “Encadenados”, Joyas en “Atrapa un ladrón” y “La trama”… en fin, sean cosas o personajes el MacGuffin es la mejor excusa argumental que da pie a este mundo de sueños que es el cine… Tal vez marco sea también un MacGuffin, quien sabe 🙄