Mad Max

Mad Max, film crudo, impactante, terrible, polvoriento… Holocausto humano del fin de los dias que ya no tienen recuerdo. El oro es un petróleo de corazones negros que desgasta el asfalto. Asfalto elíptico que termina donde comenzó el odio, supervivencia de un diablo justo habitando un mundo de dioses sin memoria. El amor retraido a la mínima expresión de un momento de calma que jamás existió y que se oculta asustado. El guerrero de la carretera surca océanos de alquitran que el fuego tatuó en sus ojos impasibles, el miedo no tiene cabida en el mundo desértico de antiguos débiles, somos furia sobre ruedas que viajan a ninguna parte con la compañía del sol que abrasa la espalda de un pasado que nos recuerda que la supervivencia tan solo tiene un sentido, seguir vivo mañana.

Mad Max se ocupará de lo demás

Marcado por el odio

http://es.youtube.com/watch?v=Twi_BRP7kXk
Rabia, suge a borbotones por la indignación que rodea su mundo, un mundo injusto y real, la suerte le dió la espalda, entonces comprendió que el único camino era el del trabajo y la tenacidad, la lucha y el ímpetu. Él solo podía contra todo, contra todos, el viento era su enemigo, todo era amargo menos el convencimiento de que tenía que llegar hasta el final… solo su fe lo acompañó, solo su fe y ella, y entonces lo consiguió, y todos para siempre estuvimos orgullosos de él, pero lo que nunca supo es que alguien siempre lo estuvo. Fue el mejor porque quiso serlo, y se lo dedicó a los que siempre fueron los mejores pero sufrieron el anonimato de la pobreza y la humildad. Supo que realmente su triunfo fue el triunfo de sus verdaderos héroes. Los héroes que habitan a nuestro alrededor y que tatuaron en nuestra retina la palabra sacrificio.

Sabrina

http://es.youtube.com/watch?v=yb5rwpRPvxQ&mode=related&search=
Eterno Bogart en su nostálgica mirada, en su triste gesto, en sus tiernas frases. Nunca nadie las dijo como él. Un halo de soledad recorre mi espalda cuando al girarme no veo a nadie y recuerdo los ojos de aquella jóven. Aquella frágil porcelana llamada Audrey que jugaba a ser jóven siendo niña. Y enamoraba, enamoraba a su paso, con su belleza, con su presencia, con su cantar… enamoraba la madurez, esa madurez de Bogart que con clase siempre supo perder.

Pat Garrett and Billy the Kid

Guárdate el cambio Bob.
La psicología de Billy el niño es interesante y compleja, dulce y brutal. Peckinpah nos pone de manifiesto que su coreografía violenta tiene un sentido. Ese sentido nos lo traduce Dylan llamando a las puertas del cielo que ninguno ya verá. Coburn grandioso atardecer, Kristofferson en su mejor interpretación da frescura a la mañana que nunca llegó y al anochecer nos espera como siempre una buena canción que nos hará recordar que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor.
Guárdate el cambio Bob.
http://es.youtube.com/watch?v=TSzhMwOk3vY&mode=related&search=

Dean Martin

http://es.youtube.com/watch?v=9FtuV3xMrN0&mode=related&search
Dino Paul Crocetti.´Ese era su verdadero nombre. Genial actor, humorista, Showman, juerguista, jugador, golfo y mujeriego. Lo de bebedor lo aclararé más tarde porque hay mucha leyenda urbana en torno a ello. Nació un 7 de junio de 1917 en Steubenville (Ohio). De padres italianos. Su madre, Angella Crocetti, era ama de casa y su padre, Gateano Crocetti, era barbero.

Por supuesto y visto el carácter que reflejó durante toda su vida pronto se fue de casa. Empezó a trabajar en distintas cosas, como peón, como gasolinero, como croupier e incluso como boxeador. Como boxeador adquirió cierto éxito. Utilizaba como pseudónimo el nombre de Kid Crocetti.
La verdad es que si hay que decir algo claro sobre el bueno de Dino es que siempre hizo lo que le dió la gana 😀

El 2 de octubre de 1941 se casó con Elizabeth Anne McDonald. Tuvieron cuatro hijos, entre ellos, la también cantante Gail Martin. Dean se divorció en 1949. Ese mismo año se casó con otra mujer.

Paralelamente a sus escarceos en el ring, y fuera de él con diversas mujeres, Dino empezó a actuar como cantante en los nightclubs, para esta faceta eligió el nombre artístico de Dino Martini. La verdad que lo de DINO MARTINI no suena del todo a “persona honrada que se gana la vida” 😆 , en todo caso un buen nombre si señor.

A lo largo de su dilatada carrera como cantante, Martin tuvo grandes éxitos como “Volare” o “Everybody loves somebody”. Con el tiempo, en sus actuaciones, además de cantar, también interpretaba skets cómicos.

En estos ambientes conoció a otro cómico novato llamado Jerry Lewis. Ambos se hicieron colegas inseparables y prepararon un número como dúo que estrenaron en el 500 club Atlantic City en 1946. Atlantic City, esa ciudad con clase siempre tuvo más que Las Vegas. Dean vio en su asociación con Jerry Lewis la posiblidad de explotar una veta en el género de la farándula cómica y usó la amistad de Lewis para escalar hacia Hollywood. No obstante, Lewis profesaba una auténtica amistad a Martin. Aunque para Martin fue un mero instrumento como tantos que “tocó” en su vida para conseguir sus objetivos.

El 1 de septiembre de 1949, contrajo matrimonio por tercera vez, con Jeanne Biegger (que cambio su nombre al de Jeanne Martin). Tuvieron tres hijos:

———– Dean Paul Martin (Dino) (nacido el 17 de noviembre de 1951)
———– Ricci Martin (nacido el 20 de septiembre de 1953)
———– Gina Caroline Martin (nacida el 20 de septiembre de 1956).

Dean y Jeanne se divorciaron el día de San Valentín de 1973, sólo dos días antes, había nacido su nieto, el actor, Alexander Martin, hijo de Dean Paul Martin y de la actriz argentina Olivia Hussey. A pesar del divorcio, mantuvieron una buena relación.

Con el Show de Ed Sullivan se convirtió en un clásico de la televisión y no sólo en Estados Unidos, manteniéndose en antena durante décadas. Desde 1955 hasta marzo de 1971. Dean Martin, ya sin Lewis, volvería a aparecer como invitado en el programa el 30 de junio de 1957.

Aunque comenzó su popularidad junto a Jerry fue a partir de los 50 cuando se consolidó como gran estrella.
Desde la década de 1950, 50 Dean Martin formó parte de un grupo de actores conocido como el rat pack junto con con Frank Sinatra, Peter Lawford o Sammy Davis, Jr.. Todos participaron en la película Cuadrilla de los once de 1960. De los miembros del rat pack se decía que tenían estrechos contactos con el mundo de la mafía, de hecho, se dejaban ver con conocidos miembros del crimen organizado en Las Vegas, ciudad en la que se sentían como pez en el agua. Y que en gran medida Las Vegas de hoy es gracias a ellos. Aquello era un solar que ellos se encargaron en convertir en Oasis.
Loco por Anita de 1956 fue la última película en la que Martin y Lewis participaron juntos.

Los egos de uno y otro, finalmente, resultaron incompatibles. Dean Martin, a estas alturas era solo un apéndice del ego de Lewis quien creía, que el éxito se debía a su actuación, esto comenzó a mellar la amistad entre ambos y empezaron a tener roces y discusiones. Martin aguantó a Lewis hasta el momento en que vio que ya no lo necesitaba y que podía iniciar una carrera en solitario y lo deshechó.
Martin comenzó en solitario su carrera como actor cinematográfico, realizando papeles de galán y cantante y dejó algunos memorables títulos como Los cuatro hijos de Katie Elder de Hathaway, Río Bravo de Hawks, Bésame, tonto de Wilder, Como un torrente de Minnelli., y especialmente El Baile De Los Malditos de Dmytryk.

En 1965, Dean Martin es contratado por la NBC y se convierte en el anfitrión de su propio programa de Televisión que recibió el nombre de The Dean Martin Show. Este programa de variedades comenzó a emitirse el 16 de septiembre de 1965.
En 1973, tras ocho temporadas en antena, The Dean Martin Show iba perdiendo audiencia, por lo que los directores de la cadena decidieron darle un nuevo aire y pensaron en introducir a estrellas de peso para hacer de gancho y atraer a los espectadores. Sin embargo tampoco funcionó y el programa fue cancelado. Sin duda los tiempos estaban cambiando y ya no se estilaba esa picaresca de aires elegantes d ejugadores de pocker que conquistan bellas señoritas, el swing ese estilo de música tan de Sinatra ya no encandilaba a las chicas.

La NBC, en lugar de dar el tema por zanjado y despedir a Dean Martin, quiso seguir explotando la popularidad de su estrella, por lo que retomó la idea de entrevistar a estrellas y firmó con Dean Martin para que rodará una serie de especiales. El nuevo programa fue titulado como The Dean Martin Celebrity Roast. Cierto es que siempre tuvo su público.

En 1973, contrajo matrimonio por cuarta vez con Catherine Hawn. Ambos adopataron a una niña Heather Lyn. El matrimonio sólo duró tres años.
Su última película para el cine fue Los Locos del Cannonball II de 1984.
En 1985, la NBC lo contrata para formar parte del reparto de una nueva serie titulada Half Nelson. La serie protagonizada por Joe Pesci, como Rock Nelson, era una sitcom, en torno, a un detective de Beverly Hills, que aprovecha su corta estatura parar resolver los casos. El papel de Martin era el de confidente del detective. La serie fue cancelada y sólo se emitieron 6 episodios.

El 21 de marzo de 1987, su hijo Dino falleció en un accidente aéreo sobre las Montañas de San Gorgonio, California. La pérdida fue un duro golpe para Dean Martin que se sumió en una profunda depresión de la que nunca llegaría a recuperarse.

Dean Martin murió, con 78 años, el día de navidad de 1995 en Beverly Hills, California como consecuencia de un enfisema que le produjo su avanzado cáncer de pulmón.

De Dean Martin, Dino para sus amigos, se han dicho muchas cosas. Como persona, se dice que fue un hombre ambicioso y muy calculador que logró el éxito gracias a Lewis y no respetó más lealtad que la del dinero. Tuvo además problemas de alcohólico y era un empedernido fumador. Una persona simpática y afable en los ambientes sociales y fiesteros pero, al tiempo una persona distante y reservada. Un vividor, un mujeriego empedernido, con un ego tan grande como el que le enrostraba a Jerry Lewis y que fue incapaz de amar a otra mujer más allá de como la compañera capaz de darle hijos e hijos que tuvo muchos. Sus canciones sin ser un clásico aún se escuchan en las ondas aéreas del mundo.
De acuerdo al libro “Frank Sinatra y el olvidado arte de vivir” de BIll Zehme, el cual está muy bien documentado, Dean Martin casí no bebía , aunque siempre tenía un vaso de licor en la mano para disimular esto. Y así es porque hay mucho de leyenda en este tema, nunca fue un bebedor empedernido pero ya iba en su rol de vida, así que disimulaba para parecerlo. En muchos de sus Shows salía con un vaso de lo que parecía vino, sin embargo lo que poca gente supo es que en realidad era ¡¡Zumo de Uva!! Osea lo que dicen en mi pueblo: Mosto! EN TODO CASO UNA PERSONA DE LA QUE APRENDIMOS EL ARTE DE VIVIR
Dean Martin, Dino eterno 😀

La caza

Las ideas principales:

Una alegoría.

En muchas culturas, ‘La caza’ es usada para narrar una alegoría de la violencia. Esto era muy típico de las películas bajo el régimen de Franco porque La Guerra Civil era un tema prohibido. Al principio de la película, el público se da cuenta que la caza de los conejos es una alegoría. “La mejor caza, es la caza del hombre”, dijo Luis. Esto anticipa los sucesos del resto de la película.

La tensión interna:

Paco, Luis y José piensan ciertas cosas y dicen otras. A través de la película, los espectadores pueden oír los pensamientos sospechosos de cada personaje. Estos son obsesivos y deforman la realidad de cada hombre. Ninguno tiene confianza en el otro. Al final, se convierten los pensamientos en acciones violentas.

Una crítica de La Guerra Civil.

Los censores no permiten la referencia específica de La Guerra Civil; los soldados solamente dicen ‘la guerra’. Saura dramatiza la influencia grave de La Guerra Civil con las cicatrices emocionales y los vicios de los veteranos. La caza de los conejos sirve como metáfora, para la verdadera caza que es de los hombres. Saura ha convertido la vida interna de los hombres a la realidad principal. El fin violento de la película resulta directamente de la tensión mental entre Paco, Luis y José, y de repente el pensamiento se ha convertido en acción.

Interesante la relación entre Señorito y Campesino. Crítica a la desigualdad y el esclavismo reinante bajo el régimen.
Conclusión:

El tema de esta película no es la caza de los conejos. Al contrario, es la caza de los hombres. El público siente la tensión de cada hombre a través de los planos siempre cambiantes de Saura. La realidad que la guerra ha creado en la mente de los hombres es tan grave que es toda su realidad. La realidad psicológica puede llegar a ser su única realidad y es la causa de la violencia.

Sublimes todos los actores, personalmente me parece muy atractivo el papel de Alfredo Mayo, aunque sinceramente todos lo bordan. Me quedo con varios momentos: El comienzo. El calor intenso como sensación de agobio. El baile genial de la bella Carmen (Violeta García), El Escarabajo clavado en el maniquí. Y sobre todo esos primeros planos que parecen establecer un diálogo directo con el espectador.

Los planos cambiantes:

Los cambios rápidos de los planos crean tensión para el público. Los primeros planos enfocan en las emociones y tensiones en la cara de los veteranos. El plano general demuestra la tierra estéril sin esperanza. En la escena de “la caza del hombre” cada personaje habla directamente a la cámara y parece que habla al espectador. De esta manera, Saura capta la atención de su público.

La música:

La música es muy grave. Los vistazos rápidos de los hombres y la música dramática combinan para crear suspense. El suspense sube muchas veces durante la película, pero nada ocurre. Por eso, la escena final es una gran sorpresa.

En la mayoría de sus películas más famosas, Saura usa la escena retrospectiva para crear un fondo real, pero La caza es muy lineal. Aunque el público no ve las memorias de los veteranos en una escena retrospectiva, mira a los hombres cuando están solos y cuando están soñando. Armado con los sueños y los pensamientos, el espectador puede idear el pasado.

En definitiva: UNA OBRA DE ARTE.

Cleopatra


Esplendor, esa es la palabra. Evoca otro tiempo, el auge, la grandiosidad de una belleza radiante. Cleopatra siempre será Elisabeth Taylor, sus ojos violeta eclipsan al espectador, poco importa la reina del Nilo aquella Cleopatra VII que provenía de Macedonia y fue la última faraona egipcia. Según dicen su ambición e inteligencia superaban una escasa belleza física, sin embargo su atracción siempre fue poderosa.
Nos quedamos con Liz su luz y su cuerpo de curvas imposibles. La imágen es espectacular y la música esa música que rescaté de Judah Ben Hur para rendirme a los pies de la Reina del Mundo, que lo fue del celuloide, una gata sobre un tejado de Zinc siempre ardiendo.

Espelndor y gloria. La belleza perece en la vida, pero no en el arte.

Las águilas azules.

El movimiento magistral de cámara nos acerca al rostro de Bruno Stachel, ese Peppard exquisito de clase innata. Interesante perfil el de este oficial de origen humilde que tan pronto nos acoje con su ternura como nos aleja con ese ímpetu de ambición congelada. “El max azul” esa máxima distinción alemana en la primera guerra mundial, impulsa un afán de superación infinita de valores románticos ya perdidos. El “respeto” al enemigo murió con esta guerra, con el fin de los dias para los antiguos imperios. Conceptos hoy casi perdidos como el de la nobleza y el honor, unos códigos que no estaban escritos y regían en los corazones aéreos de rivales en el aire, pájaros de otro tiempo planenando en el azul de algo que simplemente respondía a las… Cuestiones del cielo.
En el último plano, el cigarro pensativo de un hombre triste y solitario que siempre buscó su sitio entre los mejores.