Excusas para no invertir – Parte 1

Para preparar este serie de artículo entrevisté a gente muy diversa en cuanto a edad, nivel académico y económico. La mayoría de ellos compartía una serie de patrones mentales y creencias que los llevaba a tomar decisiones poco acertadas de inversión. Esto se traducía en seis “excusas” muy claras para no invertir. En este post veremos 3 de ellas.

1. “Yo no invierto porque mira lo que le pasó a la gente; ¡invirtió sin tener ni idea y así le fue!”

La esencia de este argumento es muy sabia, totalmente acertada. Si no tienes ni pajolera idea, no te metas. No cedas ante los cantos de sirena de productos financieros que no entiendes ni ante los regodeos de amigos que están ganando un 10% anual “en un depósito sin riesgo” (que luego resultan ser preferentes con mucho riesgo).

Razones para NO invertir

Sin embargo, hay que ir un paso más allá. Si no sabes, ¡APRENDE! En esta guía, con esta filosofía u otra distinta y por otros medios (otros libros, foros, cursos…). Pero, POR FAVOR, aprende lo básico sobre el mundo del dinero.

Es algo que, te guste o no, está presente en cada instante de tu vida. Pocas cosas van a incrementar tu calidad de vida más que adquirir una correcta cultura financiera y, sobre todo, utilizarla: ACCIÓN. De nada sirve tener todo el conocimiento si no lo aplicas y te beneficias de él.

2. “Yo ya tengo mi propia profesión. No tengo tiempo de informarme sobre esto. Para eso está mi asesor de BBVA/Banco Santander etc.”

Hoy en día ya no tienes una única profesión. Al menos tienes dos: la tuya propia y la de gestionar tu propio dinero. Y de hecho puedes “ganar” igual o más con la segunda. Tu asesor NO es tu amigo y no tenéis los mismos intereses. Así que, por tu bien, aprende a manejar tu dinero.

O en otras palabras: sabes hacer un huevo frito, ¿verdad? Y también utilizas el ordenador, el móvil, la televisión etc. Me juego una mano a que no eres cocinero. Y tampoco eres ingeniero informático.

gestor-bbva

Y sin embargo, sabes lo suficiente como para beneficiarte de los avances. Este tema es exactamente igual: NO HACE FALTA SER UN EXPERTO para ocuparte de tu dinero.

3. “Yo no invierto porque no lo necesito. Tengo dinero suficiente. Estoy contento con mi depósito al 1%”

MENTIRA, y de las GORDAS. Si tienes dinero suficiente, ¿por qué sigues trabajando? O, ¿por qué trabajas tanto? ¿No te gustaría poder jubilarte 10 años antes? ¿No te gustaría poder viajar más?

En general, un depósito te va a dar lo mismo que la inflación, o algo menos. Vas a mantener (o perder ligeramente) tu poder adquisitivo. Esto es muy conservador. Entiendo que un abuelito de 80 años tenga todo su dinero en depósitos. Pero tú no te puedes permitir esto. Así de simple.

Tener un conocimiento mínimo sobre inversión te va a permitir ganarle 4 ó 5 puntos porcentuales anuales a la inflación (suponiendo un rendimiento medio de la bolsa de un 8% e inflación media del 3%) y esto, después de 30- 40 años, es una diferencia abismal.

Estamos hablando de poder jubilarte 10-15 años antes o de trabajar la mitad. Estamos hablando de cientos de miles de euros (y muy probablemente de millones). Sí, sí, has leído bien. Millones de euros. Demasiado premio como para no tomarse el tiempo de aprender.

inversiones-binarias

Un ejemplo práctico: Supon que tienes 1.000 euros en tu cuenta. Te debates entre invertirlo en un depósito al 3% o en un fondo de bolsa (rentabilidad esperada media del 8% anual).

Veamos qué pasa al cabo de 40 años: Al cabo de 5 años, la diferencia es pequeña (algo más de 200 euros, un 20%). Tras 10 y 20 años se va ampliando la brecha. Pero, mira lo que ocurre después de 40 años.

El INTERÉS COMPUESTO despliega todo su poder y, si hubieras invertido en bolsa, tendrías 20.115 euros, 20 veces MÁS que la inversión inicial de 1.000 euros. Y, más importante, tendrás 6,4 veces MAS dinero que quien eligió la conservadora opción del depósito. ¡20.115 euros frente a 3*167 euros! Parece mentira, ¿verdad? Está a tu alcance.

Únicamente necesitas tiempo y, sobre todo, EMPEZAR. Ayer era el día perfecto. Hoy es el segundo mejor día para empezar. Esto son, “únicamente”, 1.000 euros invertidos puntualmente. Imagínate lo que puedes hacer destinando una cantidad (por ejemplo 100 ó 200 ó 500 euros) TODOS los meses de tu vida. Pues, como te decía, MILLONES de euros si esperas el tiempo necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *