El carnaval electoral

miércoles, 5 de marzo de 2008 Comments off

Lo de estas elecciones va a ser demasiado. Se veía venir. Es posible que la campaña electoral tenga algo de mascarada, demasiado, pero es mucho lo que está en juego. Creíamos tener una democracia duradera y estable, pero no es así. Si esta derecha -la de los obispos- gana las elecciones, más de uno va a tener que volver a meterse en el armario. Lo cierto es que hay una España agnóstica y cañí que es tan perpetua como la otra, la litúrgica y eterna. Y si gana la España nacionalcatólica -de la que el PP espera obtener mucho beneficio espiritual y mucha autoridad para seguir mandando en nombre de todos- esa, no lo duden, ha de helarnos el corazón, con garantía lírica de Antonio Machado incluida.

Quizá convenga insistir en lo obvio. El trabajo asalariado no constituye una situación natural -apenas tiene doscientos años- sino que se trata del resultado de un complejo proceso histórico. Lejos de producirse como resultado de una búsqueda de eficiencia social en la que todos los individuos participaron en pie de igualdad, fue producto de turbulentos cambios sociales, amargas páginas de nuestra historia, en las que los más fuertes lograron imponer sus intereses al conjunto de la sociedad y consolidar en su favor las instituciones que mejor defienden sus intereses. Esto es la derecha y su secular brazo religioso. La asalarización, lejos de tratarse de un proceso voluntario, estuvo dominada por fuerzas externas a las personas afectadas. La historia es, al fin y al cabo, el proceso violento de conversión de la propiedad comunal de los recursos naturales y los medios de producción en la propiedad privada de unos pocos privilegiados. Y los propietarios no buscan otra cosa que la diferencia entre el salario pagado y el producto que se obtiene de la actividad productiva sea la mayor posible. Esto es: enriquecerse. La actividad productiva no se desarrolla sobre el criterio de la satisfacción de las necesidades generales de la sociedad, sino según satisfaga o no los objetivos de rentabilidad de los empresarios. Como consecuencia, este abigarrado entramado capitalista ha convertido a la sociedad en una selva compleja e insolidaria. Hasta tal punto que el desarrollo económico ha generado un crecimiento imparable de bienes que ha proporcionado inmensas fortunas y dramáticas desigualdades. Este desarrollo ha crecido siguiendo una curva matemática exponencial, fácil de visualizar, pero difícil de comprender y justificar racionalmente, pues ha ido invariablemente en detrimento de la justicia y la cohesión social.

Y claro, con los ocho millones de pobres que existen en este país, los obispos andan un poco desorientados y prefieren mirar para otro lado, pidiendo, pese a ello, el voto para el PP. Claro está que la Iglesia está en crisis de renovación o de subsistencia, o de ambas cosas. Ahora, los valores cristianos, lejos de favorecer a los pobres, son utilizados para ennoblecer, por ejemplo, la crispación y la confrontación social o para satanizar el intento de negociación con ETA, cosa que, por cierto, han hecho todos los gobiernos de España. Lamentablemente, los valores de nuestra cristiandad hacen agua por todas partes, mayormente por la España de la derecha.

Lo peligroso de todo esto es que el desánimo -esa desesperanza remota y enmohecida que aflige y erosiona a los que han sido señalados como desfavorecidos, ese fastidio desde el alba al anochecer, ese desaliento cotidiano y perspicuo de los que han sido excluidos de los garbanzos y del chamizo de ladrillo- se propague. Me refiero a que ese ingente guarismo de personas, que han sido derrotadas por una sociedad cruelmente injusta, no acuda a votar. Toda esa buena gente, que avanza por el nuevo milenio con la incertidumbre de quien vislumbra que la injusticia social puede alcanzar cotas jamás conocidas, no debe permanecer escéptica. Debe acudir a las urnas a votar, y a votar a una opción progresista, es decir a ZP, pues de sus políticas sociales depende la expansión de su maltrecha esperanza.

Los desfavorecidos -como se dice ahora con espantosa retórica- esto es, los obreros, jóvenes sin techo, desempleados, pobres de solemnidad, escritores sin editor, poetas sin rima, escultores sin cincel, divorciados, homosexuales, mujeres que no pueden ejercer su derecho a interrumpir su embarazo, enajenados, los que aspiran a una muerte digna e indolora, habitantes todos ellos de la calle, no deben abrumarse con los sermones casándricos e inmisericordes de la derecha. Por el contrario, esa ciudadanía combativa, ese clásico de la protesta y reivindicación, que es consciente de que los pueblos sólo crecen al amparo de la izquierda democrática, debe movilizarse y acudir a las urnas. De esos herejes doloridos está habitado este país, y de que vuelvan -como pueblo- a la calle, con sus imprevistos brotes de entusiasmo, depende que la derecha siga en la oposición.

En fin, el sábado, naciendo marzo extrañamente templado, el carnaval electoral se ha desnudado de idiomas y se ha dado de bruces con la fragilidad humana. El futuro, estremecido, se ha trocado en nostalgia del pasado, en una afanosa tentativa de recuperar a Carlos Chivite, el candidato perspicaz y tranquilo que anota junto a su sonrisa la palabra comprometida con los desfavorecidos. Hasta pronto, Carlos.

POR FABRICIO DE POTESTAD
(*) Ex concejal de Sanidad del Ayuntamiento de Pamplona

Categories: Sin categoría Tags:

Querido Carlos

miércoles, 5 de marzo de 2008 Comments off

Amigo y compañero, persona trabajadora donde las haya, luchador incansable, defensor de tus ideas, desinteresado, socialista y navarro hasta la médula, contestado por tus adversarios políticos pero, muy a pesar de algunos, respetado por defender los valores de la libertad, la solidaridad, el compromiso con los demás, con los más débiles, con tus paisanos, con las navarras y los navarros progresistas.

Éste es el Carlos Chivite que yo conozco, junto al que he compartido muchos momentos, algunos de ellos difíciles. Ésta es la persona que me ha enseñado, que me ha influido como pocas, que me ha ayudado a profundizar en los valores del socialismo. Ésta es tu foto, la más real, la auténtica, la que algunos/as se afanan en no mirar y que muchos/as más deseamos airear.

Días difíciles nos toca ahora vivir, tú temporalmente enfermo y nosotros teniendo que hacer la tarea que tú día a día has desarrollado sin grandes ayudas porque no las demandabas, porque eres trabajador y sufridor y en vez de demandar o reprochar, restándole muchas horas a los tuyos, lo haces, aunque para ello tengas que quedarte sin dormir, por los demás.

Carlos, mientras tú te restableces, tu voz va a seguir resonando en otros labios, pero con tu fuerza, con tus ideas, con tu mensaje, porque es el mensaje de todos y cada unos de los socialistas. Ahora, mientras los facultativos se afanan en restablecer tu cuerpo, estate tranquilo porque tu mente está con todos nosotros y se posa en cada acto, en cada lugar, en cada mitin.

Desde estas líneas, quiero, queremos, rendirte un homenaje frente a la adversidad, reivindicar los valores del socialismo democrático, de la lucha por la libertad y contra el chantaje terrorista, de la defensa de la identidad de Navarra, en suma, quiero reivindicar tus valores que lo son también de tanta gente de bien que sólo quiere lo mejor para las personas y para esta Comunidad Foral.

Carlos, tu fuerza y el amor, entrega y dedicación sin límites de tu familia, verdadero soporte de toda tu trayectoria personal y política, te sacará adelante, todos estamos convencidos de ello. La tormenta ha sido fuerte, el río se ha embravecido y desbordado, tú estás asido a la rama de un árbol, la fuerza de la corriente intenta arrastrarte, pero tu mano sujeta con fuerza la rama, tu fuerza de siempre y el apoyo de todos los que te queremos y te necesitamos logrará finalmente el impulso suficiente para izar tu cuerpo a ese árbol de la vida, fuerte y bien asentado, con raíces tan profundas como tus valores, y pronto volveremos a disfrutar junto a ti del sol de un día luminoso y fértil.

POR ELENA TORRES
Vicesecretaria General del PSN

Categories: Sin categoría Tags:

El reproche gana a la propuesta

martes, 4 de marzo de 2008 Comments off

Zapatero y Rajoy acudieron a los mismos o parecidos argumentos que hace siete días y convirtieron el partido de vuelta televisivo en un debate anclado en el pasado en el que no faltaron ni la niña del líder del PP ni el bonobús del presidente del Gobierno, y que giró demasiado en torno a la nimiedad de la primera pregunta de la legislatura de Rajoy al presidente en el Congreso. En el intercambio de argumentos volvieron a salir a la palestra otra vez los recurrentes Irak, ETA, regularización de inmigrates, varios cruces de cifras -en el bloque económico- casi ininteligibles para la gran mayoría de los ciudadanos y hasta la misma fotocopia de El Mundo sobre las conversaciones con ETA. Aunque los dos líderes estuvieron más guerreros, y ello contribuyó a la viveza y dinamismo del debate como espectáculo audiovisual, Zapatero se impuso en el campo de las propuestas (muchas de ellas demasiado efímeras) a un Rajoy con duras críticas a la gestión del Gobierno y utilizando argumentos derrotistas. El líder del PP buscó erosionar la credibilidad del presidente del Gobierno y estuvo enérgico y agresivo, rozando el ataque personal, pero a tenor de los sondeos convenció más la serenidad y las propuestas de futuro de Zapatero que la fogosidad de Rajoy. El líder del PP, más irónico e interrumpidor de su oponente, no demostró la altura ni la capacidad políticas suficientes para relevar a Zapatero porque llevó al debate pocas propuestas de futuro y abusó de la descalificación personal, que Zapatero capeó aunque pasara con fases de evidente nerviosismo. La suerte está echada. Pero seguramente ya lo estaba antes de esta revancha televisiva. Los meses de precampaña y los días de campaña no han gustado a la ciudadanía, que se muestra muy crítica con sus líderes políticos. Más de tres cuartas partes creen que los mensajes emitidos por los principales partidos les han sido poco o nada útiles. Zapatero, en su papel de estadista, concluyó apelando al compromiso, la confianza y la sensibilidad. Rajoy, a su niña. Esa dulce criatura que se quedará sin ver a su mentor en La Moncloa.

POR RAFA MARTÍN

Categories: Sin categoría Tags:

Ese 72 %

martes, 4 de marzo de 2008 Comments off

En un vistazo al papel sepia de las candidaturas al Senado por Navarra aparecen unos cuantos grupos de extrema derecha, entre los que se encuentran Falange Española de las Jons, Alternativa Española (con el firme propósito, según dicen ellos, de estar al servicio de las verdades eternas que surgen del reconocimiento expreso de la Ley de Dios, es decir talibanismo puro), Democracia Nacional y el Frente Español. En el spot de una de esas agrupaciones políticas emitido en televisión aparece una oveja blanca dando una patada y expulsando a una oveja negra que representa a la población inmigrante. Hasta este momento, que se sepa, la fiscalía no ha abierto ningún expediente de cara a la ilegalización de esa formación política o no se ha decretado suspensión cautelar de las actividades del citado grupo. Está visto que la antidemocrática Ley de Partidos no se hizo para dichos grupos.

Tres papeletas para el Senado han llegado hasta el momento al buzón de casa. De UPN y PSOE por una parte, y de Nafarroa Bai, por otra. Las de UPN y PSOE no se han recibido en el mismo sobre, pero comparten un detalle ciertamente significativo; teniendo la opción de haber enviado una papeleta bilingüe, la han escrito solamente en una de las dos lenguas oficiales de Navarra, al igual que el sobre: en castellano, por supuesto.

De UPN se puede esperar cualquier cosa, pero se ve que el PSN no ha logrado librarse de la involución que ha alentado en el tema lingüístico y en otros durante los últimos años, postura que le ha llevado a alienarse con las posiciones más cerradas de la derecha. La cuestión a cinco días vista del día de las elecciones es saber si ese 72% de personas que no están de acuerdo con la actuación del grupo socialista el pasado verano pasará factura el próximo domingo a Zapatero, que es en última instancia la persona que freno las aspiraciones de cambio de la sociedad navarra y el responsable principal de que el PSN apoye el Gobierno de UPN.

POR E. DIEZ DE ULZURRUN

Categories: Sin categoría Tags:

Toque de atención

lunes, 3 de marzo de 2008 Comments off

Las encuestas, incluso para quienes consideran que sólo son un mero sondeo de opinión, dan en el clavo bastantes más veces de las que fallan. Y la realizada por encargo de este periódico es muy reveladora de lo que piensa la ciudadanía acerca de la pirueta que el PSN protagonizó el pasado verano para acabar entregando el poder a UPN-PP. Nada menos que el 72% de los consultados rechaza de plano o cuestiona la decisión de haber renunciado al cambio político demandado en las urnas por la mayoría, en lo que puede entenderse, se mire por donde se mire, como un toque de atención a los dirigentes socialistas.

El paso del En Navarra tu decides -no pudo haber elegido el PSN un eslogan más falso para las elecciones de mayo- al En Navarra decide Madrid seguramente tendrá un coste político el 9-M, si bien todos los sondeos publicados apuntan a que los socialistas van a superar la prueba mejor de lo que cabría pensar. De hecho, el PSN, que en las forales obtuvo unos decepcionantes resultados y quedó relegado al tercer puesto, ve en estos comicios su salvavidas para sacar otra vez la cabeza a flote. Y es probable que lo consiga, pero no por méritos propios, sino porque tiene en Rajoy a su mejor aliado. El candidato popular, desacreditado por haber protagonizado una oposición de pandereta, agitación y nada constructiva, ha logrado cerrar filas entre sus incondicionales, pero no parece que haya incorporado a su causa a nadie más: sólo el 26% del censo sueña con verle en la Moncloa.

Por el contrario, la encuesta de este periódico refleja que la opción de gobierno mayoritaria para la sociedad navarra es el triunfo de ZP, pese a que sólo el 41% lo desea. Es decir, el bipartidismo que apabulla a las minorías en casi todo el Estado tiene una importante cuña en Navarra, donde aproximadamente la tercera parte de la población está hasta el gorro de UPN-PP y PSN-PSOE. Son dos partidos que en la retórica acostumbran a tirarse los trastos a la cabeza con relativa frecuencia, pero en la práctica caminan de la mano, y eso no cuela.

POR JAVIER ENCINAS

Categories: Sin categoría Tags:

La hora de la reválida

lunes, 3 de marzo de 2008 Comments off

Sólo puedo empezar este escrito expresando un deseo, la recuperación pronta y completa de Carlos Chivite, con quien tantas veces he discutido, pero a quien respeto, sobre todo, como persona. A él, a su familia y a sus compañeros les mando, en mi nombre y en el de este periódico, todos los ánimos del mundo.

Pero he de hablar de política, por eso escribo este texto, y lo hago desde la convicción de que estas elecciones han de ser una reválida. No es posible imaginarlas sin recordar las del 27 de mayo y sin ser conscientes de que ésta es la oportunidad de opinar sobre lo que entonces pasó. Nos dijeron que en Navarra elegíamos los navarros; ahora nos dicen que tenemos motivos para creerles. Pero si los navarros eligieron cambio y se lo hurtaron, si les prometieron respeto a sus decisiones y las obviaron, ¿qué motivos hay para creerles? No acepto el argumento del miedo a que Rajoy ocupe La Moncloa como única razón para apoyar a Zapatero, y no lo acepto porque creo que lo que hace buena a una opción política no es lo mala que sea la otra, los peligros que entrañe o las consecuencias que tenga, sino qué es lo que promete y qué es lo que cumple, y, en esto del cambio, ZP no sale airoso, al menos para con Navarra. Votar ha de ser un ejercicio de libertad, tanto si se ejercita como si no, pero nunca puede ser un ejercicio de pánico inducido ante el contrario para esconder los pecados propios.

Pero si el “motivos para creer” no me convence, mucho menos el “con cabeza y corazón” o “las ideas claras” que pregonan PP y UPN. No me convencen por una razón fundamental, porque es verdad que la derecha tiene las ideas claras, pero lo que me preocupa son sus métodos. Ese mensaje de mano dura con el disidente, el inmigrante o el titiritero entraña una involución democrática difícil de digerir y el discurso de que “España se rompe” esconde la negación de una pluralidad que en esta tierra es virtud. Es más, estoy convencido de que el cambio político sólo vendrá cuando esa pluralidad y la diversidad que entraña sean concebidas, de verdad, como un tesoro y no como un lastre.

POR ALBERTO GIL

Categories: Sin categoría Tags:

Batallón de cazadores

domingo, 2 de marzo de 2008 Comments off


a RQUEROS políticos de extrema derecha, rehaleros eclesiásticos, cetreros periodísticos y escopeteros despistados, se concentran hoy en Madrid contra la ley Narbona. Mal anda la gaviota del Partido Popular, demasiado plomo debe llevar en las alas, si necesita manipular a los cazadores como viene manipulando a las víctimas del terrorismo. Nadie se llama a engaño. Ni el Gobierno central cuenta con las competencias, ni la fecha de la manifestación es la oportuna. Si el blanco oficial de los organizadores es la nueva Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, que no aporta grandes novedades a la legislación vigente, el punto de mira real se dirige contra Zapatero. A falta de otros batallones, buenos son los de cazadores.

Se busca cazar al vuelo la mayoría amplia de los socialistas antes de que pueda aterrizar en las urnas legislativas. Sea con zorzales con liga o contrapasa de palomas, en periodo de celo o migración, todo vale con tal de impedir que la voluntad popular responda contundentemente a la derecha extrema que ha ocupado la planta noble de Génova del PP. No en balde la gaviota, bajo la que se acogen, se alimenta de basuras y es habitual de los estercoleros. Con sus perros de rehala sin desinfectar, bien entrenados en el entrismo en la Federación de Caza, buscan sumar al cazador con cuanto homófobo, antiabortista, nacionalcatólico, beato, facha, racista, centralista e involucionista se mueve por el conjunto del Estado.

Reducir a su más mínima expresión el triunfo de Zapatero, es la consigna prioritaria del Partido Popular cuando se entra en la recta final de la campaña electoral. Las encuestas sobre intención de voto, los sondeos sobre los debates, la valoración de líderes, indican una clara victoria del Partido Socialista. Es inevitable, pero puede ser reducida. Ese es el objetivo del Estado Mayor del batallón de cazadores que desfila hoy por las Castellana de Madrid. Perder por la mínima es su máxima aspiración. O sea una victoria pírrica para Zapatero para poder cocerle a fuego lento a través de otra legislatura crispada como la que montaron contra González antes de que se viese obligado a convocar elecciones anticipadas en 1996.

POR FERNANDO LÓPEZ AGUDÍN

Categories: Sin categoría Tags:

¿A quién votan los rojillos?

sábado, 1 de marzo de 2008 Comments off

NO lo puedo evitar. Lo siento. Ya se que alguien me va a decir eso de ya está este pelma , pero para hablar de esta campaña pocas comparaciones son más eficaces que la del balón. Que conste que no soy futbolero. Y que lo que me gusta es la política. Pero desde el momento en que los medios de comunicación han afrontado los debates televisados como si fuera una semifinal, la metáfora viene servida en bandeja. Y es que así como el mensaje electoral se ha hooliganizado (por su simpleza y por arengar a los suyos e insultar al adversario) el famoso debate Rajoy-Zapatero tiene los aires mediáticos de esos famosos “partidos del siglo” (aunque en realidad se repiten cada mes con más ruido que nueces): su ronda previa a pie de terreno de juego, las imágenes de los contrincantes calentando, los sanedrines de expertos que comentan las mejores jugadas al final del mismo… Y luego, ese empeño por ver quién ha ganado. Está por ver cómo se salda este “partido de vuelta”, pero el de “ida” resultó uno de esos horribles encuentros de la liga italiana basados en la defensa con patadas a la espinilla del rival. Un Zapatero 0, Rajoy -1. Por mucho que lo digan las encuestas (en las que se calcan los porcentajes sobre intención de voto), el debate no lo ganó nadie y realmente lo perdieron muchos. Lo perdió la propia democracia, que dilapidó el avance normalizador que suponía la recuperación de estos caras a cara entre candidatos al apostar por un formato enlatado y bipolarizado, excluyendo al resto de opciones. Lo perdió la clase periodística, convidada de piedra desde la barrera. Lo perdieron todos aquellos que se sintieron desplazados a CSI oFísica y Química por el tostón partidista y partidario. Esta competición mediática (y también la electoral) está viciada de origen. Aunque bastante gente por estos lares -puestos a elegir entre lo malo y lo menos malo – prefiere que gane el Barça al Real Madrid (más por anticentralismo que por fervor culé) estos montajes de la liga de las estrellas suscitan esa sensación de orfandad que surge en el sofa ante otros derbis. ¿Qué hacemos si en la tele no juega nuestro equipo? Los rojos , los de Osasuna, también votamos. ¿No?

POR TXUS IRIBARREN

Categories: Sin categoría Tags:

La mudanza

sábado, 1 de marzo de 2008 Comments off

ENTIENDO las razones por las que Zapatero quiere permanecer en la Moncloa y, por eso mismo, me sorprende que Rajoy desee trasladarse allá a vivir ¡Con lo terrible que es una mudanza!

En una ocasión, coincidí en un ascensor con un hombre que subía sus pertenencias a una nueva casa y me comentó que no había cosa que provocara más estrés que una mudanza. “A no ser un divorcio, y ambas van tantas veces unidas…”, suspiró con media sonrisa. A aquel recién separado se le olvidó añadir que perder el poder, o intentar alcanzarlo, es la tercera vía para poner a algunos muy cerca del ataque de nervios.

Pero volvamos a la mudanza. Ahora que estoy sumergida en una de ellas, me siento perpleja ante la resistencia física y mental que demuestran nuestros candidatos. Cada jornada han de encarar una nueva ronda electoral con dos o tres entrevistas radiofónicas, seguidas de una visita a una zona residencial de Pamplona para apostar por un gran pacto sobre la vivienda o a un centro tecnológico. A la tarde, no puede faltar un encuentro con afiliados en la Ribera y, antes de terminar el día, el debate en una televisión local. Sin olvidar, que hay que sacar tiempo para una reunión con el responsable de campaña de cara a perfilar el texto relativo a las energías verdes.

Al día siguiente, donde pone vivienda, toca hablar de educación; el comunicado de prensa versará sobre la situación del euskera en Navarra o las pensiones de viudedaz y el mitin no será ya en la Ribera, sino en la Zona Media.

Mientras se desarrolla semejante esfuerzo, las encuestas electorales van saliendo a la luz y, claro está, no dan gusto a todos. No pasa nada, cada día tiene su afán, como dijo la santa, y la campaña continúa.

Al menos, en las sucursales de los grandes partidos tienen el consuelo de saber que el super jefe lo está pasando peor que uno y que un gran aparato les apoya, mientras que en las formaciones locales son siempre conscientes de que lo que no hagan ellos, nadie lo hará. Y yo me quejo. Pena me dan.

POR ANA BELASKO

Categories: Sin categoría Tags:

Entregados a la causa

sábado, 1 de marzo de 2008 Comments off

HAY quien dice que a la gente de derechas no le gusta serlo, y que por eso presumen de centrismo. Puede que sea verdad. “Aquí no hay ni derecha ni izquierda”, dijo ayer Mariano Rajoy. Lo viene haciendo durante toda la campaña, aunque luego prometa una bajada de impuestos a las grandes empresas o intente meter miedo con la inmigración, a la que cada vez equipara más con la delincuencia. Es, en el fondo, el discurso “social y progresista” que UPN viene repitiendo con tan buenos resultados. De momento le ha servido para absorber a CDN y, quien sabe, tal vez también al PSN.

Pero hay fechas en las que la derecha sale del armario. Porque, al menos la nuestra, no tiene complejo de inferioridad. Se siente segura y confiada. Como mucho, baja el tono. Pero no se esconde, y tampoco cambia. Y menos en campaña electoral.

Sanz volvió a recordar ayer al PSN que no le debe ningún favor, y que si gobierna es porque tiene el doble de votos que los socialistas.

Aprovechó una vez más para llamar mentiroso a Zapatero, el origen de todos los males. Cervera fue más allá, y lo comparó con un “dictadorzuelo”. Hasta Barcina se atrevió a hablar del PP en primera persona. Ayer al menos, no eran partidos diferentes. Nunca lo han sido. Tampoco cuando Sanz pedía grupo propio en el Congreso, ni cuando agradecía “el gesto de responsabilidad” del PSN por dejarle gobernar.

Ayer nadie quiso faltar a la cita con el líder. Todos entregados a la causa. Y Rajoy, que es agradecido, respondió con más leña al mono. Presumió de haber actuado con honor y al dictado de su conciencia. Como cuando recorrió las calles de Pamplona al grito de Navarra no se vende . De aquello, por cierto, ni palabra ni perdón. ¿Para qué? Tendrán que insistir más los socialistas, porque en UPN no parecen preocupados.

POR IBAI FERNANDEZ

Categories: Sin categoría Tags: